Buscar
  • William Diaz

Cómo lidiar con tus emociones de manera saludable

Actualizado: jul 17

Según he podido comprobar en el trabajo que realizo, una de las principales causas de los dolores físicos y lo que nos afecta a nivel psicológico, son las emociones y cómo nos enfrentamos a ellas. En este artículo quiero comentar sobre tres formas de lidiar con nuestras emociones: 1) Reprimiéndolas 2) Expresándolas y/o 3) liberándolas. Compartiré mi punto de vista sobre cada una de estas formas y cuál recomiendo. Compartiré también los consejos dados por el yo superior (Subconsciente) de uno de mis pacientes durante una de las sesiones, consejos que son universales sobre cómo expresar las emociones de manera saludable.



  1. REPRIMIR LAS EMOCIONES La opción más dañina y negativa es reprimir nuestras emociones y lamentablemente, la que más utilizamos sobre todo en la etapa de la niñez. Reprimir nuestras emociones significa no querer verlas, no querer sentirlas, no querer aceptarlas, es evadirlas y tratar de distraernos con respecto a lo que sentimos, pero la realidad es que esas emociones no se han ido, siguen ahí, afectándonos con su energía de manera inconsciente. ¿Por qué las reprimimos? Hay muchas razones, pero sobretodo, porque cuando somos pequeños, hay muchas cosas que podemos vivir de las que no tenemos control, que nos generan dolor emocional, no nos enseñan cómo manejar estas emociones, muchas veces nos dicen que no debemos llorar, ni molestarnos, pero tampoco podemos cambiar lo que pasa a nuestro alrededor, y para no enfrentar este dolor, las adormecemos, las enterramos dentro de nosotros, las ignoramos, y muchas veces ponemos nuestra atención en otras cosas, (incluso dolor físico : ver el artículo sobre el Dr. Sarno) para distraernos de nuestros sentimientos y emociones negativas. Pero toda emoción es una energía que queda grabada, reprimida, contenida dentro de nosotros y aunque no la veamos, está allí afectándonos de manera silenciosa e inconsciente. Y conforme más reprimimos nuestras emociones, más acumulamos y nos convertimos en una olla a presión que ya no puede contener tantas emociones contenidas, y cualquier evento, cualquier situación sencilla que enfrentemos, puede desencadenar una reacción sobre dimensionada, es como la gota que rebalsa el vaso (pero sin ser conscientes de que el vaso está lleno ya…) y reaccionamos en respuesta a todo lo acumulado y no a la situación que tenemos delante. Esto puede traer no solo problemas personales y profesionales pero también físicos, porque esa energía que se reprime, ocupa espacio en nuestro cuerpo y en muchos casos crea dolores y dolencias físicas en aquellas partes del cuerpo donde esas emociones se han acumulado. Y este es el trabajo que realizo a diario, ayudar a las personas a, primero identificar aquellas emociones reprimidas que vienen incluso de la niñez y que son las que más influencian y afectan nuestra forma de vivir, de responder a la vida y cómo no sentimos física y emocionalmente. Para una vez identificadas dejarlas ir y liberarnos de esos patrones y emociones que ya no nos sirven.

  2. EXPRESAR LAS EMOCIONES Expresar las emociones es una forma saludable de vivir nuestras emociones, pero también es verdad que debemos encontrar las formas más apropiadas para expresarlas y poder sentirnos cómodos haciéndolo. Sobre todo cuando son emociones negativas como la tristeza, o la rabia, porque estas son emociones que nos puede dar miedo expresar o nos han hecho creer que no está bien expresarlas. Así que aquí comparto los consejos recibidos por el Yo Superior de uno de mis pacientes durante una sesión, que nos brinda vías fáciles y saludables para expresar nuestras emociones. Aquí un extracto de la conversación [S=Sandra / SC=Subconsciente o Yo Superior]: S: ¿Y qué tiene que hacer con sus emociones ahora? porque ella de alguna manera aprendió a vivir sin expresar sus emociones. ¿Qué le aconsejan ahora si siente rabia o algo, cuál es el consejo? SC: Que exprese. S: ¿Qué exprese? Las personas tienen miedo a veces, por ejemplo a expresar la rabia porque se considera una emoción negativa de alguna forma ¿qué tienen para decirle sobre eso? ¿De qué manera se debería expresar la rabia, que sea saludable? SC: Haciendo cosas diferentes. S: ¿Diciendo cosas diferentes? SC: Haciendo. S: ¿Cómo qué por ejemplo? SC: Escribirlas. S: Mmm, escribirlo. Uno no siempre tiene que expresárselo a la persona, ¿verdad? SC: Ajá. S: Es expresárselo a ella misma para dejarlo ir. SC: Ajá. S: Mmmm, escribirlo para sacarlo. ¿Qué otra forma le recomiendan para dejar ir la rabia? SC: Visualizando. S: ¿Visualizando qué? SC: A la persona. S: Mmm, visualizar a la persona, y… SC: Y decirle lo que sientes…. S: Mmm, ajá, excelente… buenísimos consejos, yo los voy a tomar también para mi…. Creo que esos consejos son muy buenos, y sin la necesidad de tener que confrontarse con la gente. ¿Pero está bien que diga las cosas que siente a los demás? ¿que hay algo que no le gusta? SC: Sí. S: Y con respecto a la tristeza, que le recomiendan, porque a ella le dijeron que llorar era de débiles… ¿qué le pueden decir sobre eso? SC: Que se exprese. S: Que se exprese… ¿Está bien llorar? SC: Sí. S: ¿Y hay alguna manera de expresar la tristeza que no sea necesariamente llorar o es la mejor manera de expresar la tristeza, ponerse a llorar? ¿Cuál sería el consejo? SC: Que no se reprima. S: Que no se reprima. Está bien llorar, ¿verdad? SC: Sí. …. Pueden ver en esta conversación que expresar las emociones no significa necesariamente tener que ir y discutir con alguien o ponerse a llorar cada vez que uno siente la tristeza. Expresar las emociones puede ser a solas, y esto lo recomiendo cuando hay mucha carga emocional o cuando por las circunstancias no sea apropiado expresar las emociones en ese momento delante de otros. Incluso, a veces podemos sentir rabia o tristeza con respecto a alguien que ya no está o ha fallecido y no por eso debemos dejar de expresarla y liberarnos de ella. En casos como esos, recomiendo mucho seguir el consejo del yo superior que he compartido. Si hay algo que te genera mucha rabia o mucha tristeza, y sobre todo antes de tener que conversar con esa persona, puedes en la privacidad de tu habitación, escribir lo que te da cólera o tristeza, o imaginar que esa persona que te genera cólera o tristeza está delante tuyo, y decirle lo que piensas y sientes hasta que la carga emocional haya bajado o se haya ido. Al hacer esto notarás que tienes una mayor claridad para ver las cosas con otros ojos, y al haber liberado todas estas emociones, podrás hablar desde otro punto con esa persona, cuando y si se da el caso. Esto ayudará a que te sientas bien y a poder conseguir una mejor comunicación con las otras personas.

  3. LIBERAR LAS EMOCIONES Esta opción es la menos conocida, pero la que más recomiendo. Y esto implica sentir la emoción, aceptarla, para dejarla ir. ¿Y cómo puedes hacerlo?. Cuando sientas tristeza o rabia por ejemplo, en lugar de dejarte llevar por la emoción, siéntela en tu cuerpo. Esto es muy importante, que notes cómo se siente en tu cuerpo la tristeza o la rabia. Es muy probable que la sientas en alguna parte específico de tu cuerpo, los lugares más habituales son el estómago, el pecho, la garganta, quiero que sientas la energía de esa emoción y nota si es fría o caliente, si es como una opresión, un nudo, un cosquilleo, escalofríos, si la imaginas de un color, simplemente percíbelo. Solo dándote permiso para sentirla físicamente, ya estás aceptando la emoción y quitándole peso a la emoción. Acepta que está allí, incluso dale la bienvenida a lo que sientes, y una vez que la has notado, déjala ir. ¿Cómo dejarla ir? puedes imaginar diferentes formas: que abres una ventana allí donde sientes la energía y le das la orden a la energía que sientes para que salga, siente cómo sale de tu cuerpo, visualízala saliendo, como te sea más cómodo. Tú estás en control de tus emociones en ese momento y tu cuerpo hace lo que tú le dices que haga. Dale la orden mental a esa energía reprimida para que salga, o imagina una nube gris que sale de tu cuerpo, de esas partes de tu cuerpo donde sientes la emoción, sea lo que sea no le des vueltas, esto durará solo unos segundos o minutos. Así que solo siéntela en tu cuerpo, siente visualiza o imagina cómo sale, dale la orden mental de que salga y déjala ir. Conforme lo haces, siente cómo te vas “vaciando” de toda esa carga emocional y quedándote libre. No te sorprendas de que veas las cosas con otros ojos después de hacerlo. Si algo he descubierto en mis sesiones, que me sorprende cada día y que va en contra de lo que creía es, cómo cuando dejamos ir las emociones negativas, nuestro pensamiento y hasta recuerdos cambian como consecuencia. Según diversas teorías, la base de nuestras emociones son nuestros pensamientos, y cambiando la interpretación de las cosas y lo que pensamos, podemos cambiar nuestras emociones. Pero he descubierto que más potente que eso, es dejar ir las emociones negativas vinculadas con un suceso en nuestra vida, cuando dejamos ir esta emociones… incluso el recuerdo se transforma. He visto en mis sesiones, como un recuerdo que era sombrío y doloroso, después de dejar ir las emociones negativas, se llena de color, o cómo el desenlace cambia en nuestra mente, cómo las personas que se peleaban en nuestra mente, de pronto se tratan con cariño, cómo el recuerdo se aleja y ya no tiene el poder de afectarnos, incluso, ya casi no consiguen recordarlo, cómo después de dejar ir las emociones negativas, llega una madurez repentina y una sabiduría y comprensión que no teníamos. Todo eso es capaz de lograrse cuando las emociones negativas se liberan… Así que te invito a que lo pruebes, y lo incorpores a tu vida. Te invito a que uses el Audio Hipnosis de Regalo para dejar ir las emociones negativas (que encuentras en mi web) para que lo hagas y tengas una guía de cómo puedes hacerlo por tu cuenta. Estoy segura de que te será de gran ayuda.


Sandra Iozzelli es Hipnoterapeuta Clínica Certificada, Terapeuta avanzada de Hipnosis de Transformación Rápida (de Marisa Peer) y Facilitadora Nivel 2 de Hipnosis de Curación Cuántica (de Dolores Cannon). Si quieres saber cómo te puede ayudar a través de la hipnoterapia, puedes escribir a contacto@sandraiozzelli.com o al Whatsapp +51 960419620. Las sesiones se pueden realizar presencialmente en Lima, Perú o vía internet.

4 vistas

VOLVER ARRIBA